domingo, 17 de abril de 2016

LOS INMORTALES (Highlander, 1986 -Russell Mulcahy)

Uno de los ejemplos más claros de todos los defectos y las virtudes de la estética ochentera y un éxito mundial (no tanto en los USA) que generaría varias secuelas (aun peores) estamos ante un bizarro cruce de cine fantástico, film de acción y filosofía new age, que parte de una propuesta argumental cuanto menos interesante...Un grupo de elegidos con el don de la Inmortalidad deben eliminarse entre ellos. El film, hartamente irregular y al que el paso de los años no ha tratado del todo bien, combina pasajes muy logrados y bellos estéticamente (la parte de Escocia, el enfrentamiento entre Clancy Brown y Sean Connery tan excesivo como plástico en lo visual) con secuencias horribles y horteras, a las que tampoco ayuda ni la presencia del nefato Christopher Lambert, ni la puesta en escena epatante de Russell Mulcahy, ni una música a veces excesiva de Queen (en doloroso contrate con la magnifica partitura orquestal del malogrado Michael kamen), en un intento de hacer aunar largometraje y estética de videoclip a toda costa

No hay comentarios:

Publicar un comentario