viernes, 21 de mayo de 2010

EL LUCHADOR (The Wrestler, 2008 -Darren Aronofsky)


A veces en la sencillez está la genialidad y Darren Aronofsky, tras una serie de films interesantes y atrevidos -a veces pretenciosos- pero siempre notables nos brinda con este film su obra maestra definitiva en su corta carrera. Un film perfecto, hipnótico, que engancha al espectador desde el primer minuto y que brinda con una puesta en escena sobria, seca, documentalista, la crónica de un luchador de wrestling en horas bajisimas...Y donde peligrosamente se podría haber caido en la autocomplacencia, en el baboseo, en la lagrimita, en el efectismo, en el recrearse en la decadencia...Se nos ofrece un retrato de la dignidad y del amor propio demoledor y a la vez entrañable. Y Mickey Rourke se redime de sus quince años de declive con el papel de su vida creando en el espectador un curioso efecto que no permite distinguir al personaje del actor, aunque eso no importa realmente. Un peliculón, rematado con un final sensacional

No hay comentarios:

Publicar un comentario