domingo, 11 de diciembre de 2011

EL DESTINO TAMBIÉN JUEGA (A big hand for a little Lady, 1966 -Fielder Cook)

Maravillosa y muy divertida película, que mezclando comedia y drama en una ambientación de western consigue atrapar con uno de los guiones más hábiles que recuerdo. Sabe definir perfectamente los personajes de la trama: Un grupo de jugadores de poker que en su partida anual( entre ellos los inmensos Kevin Mccarthy, Jason Robards, Charles Bickford) se disponen a desplumar a un pobre matrimonio (Henry Fonda & Janne Woodward) cuyo marido es un verdadero enfermo de las partidas. Poco conocida y muy reivindicable, sabe jugar con los tiempos de manera ejemplar y es -casi- perfecta en su estructura (para mi el final tiene un añadido que sobra un poco), pero su eficaz en su puesta en escena y un resto de plantel de secundarios que da vértigo (entre ellos el gran Burgess Meredith) configura una rotunda joya del cine americano sesentero

No hay comentarios:

Publicar un comentario