miércoles, 29 de febrero de 2012

FREAKS : LA PARADA DE LOS MONSTRUOS (Freaks, 1932 -Tod Browning)

Incomprendida y masacrada en su momento de estreno, esta es una de las cumbres del cine fantástico de todos los tiempos y del cine en general -personalmente en mi top ten de las mejores películas de la historia del cine- con el que Tod Browning creó un impresionante retablo sobre la normalidad de la anormalidad. Aquí monstruosidad y fealdad son sinónimo de inocencia, mientras que belleza y fuerza son la encarnación de la avaricia y la mezquindad humana... El choque de ambos mundos, representado en una inolvidable ceremonia nupcial que acaba en una humillante y dura escena será la más terrible de las venganzas. Toda una declaración de amor por el mundo circense y la fascinación por la barraca de feria y los ambientes bizarros, que logra una perfecta mezcolanza entre el drama, el film de terror (los últimos diez minutos son lo más grande rodado en la década de los treinta) y el film poético. Poco más que añadir a esta descomunal obra de arte

No hay comentarios:

Publicar un comentario