martes, 5 de noviembre de 2013

SOLO DIOS PERDONA (Only God Forgives, 2013 -Nicolas Winding Refn)

Una  flipada maestra, tan vacua en ocasiones e irritante...Como inevitablemente fascinante. El film, todo un salto al vacío sin red por parte de su director lleva hasta los extremos su estilizada puesta en escena, aquí consiguiendo un film totalmente hipnótico (de nuevo ayudado por un enorme trabajo de Cliff Martinez en la banda sonora y una fotografía sensacional). Mezclando sin rubor influencias cinematográficas que van desde Stanley Kubrick , Jean Pierre Melville hasta las películas de Artes Marciales, el Polar y David Lynch. La trama avanza con lentitud no ocultando su esquematismo, -casi de serie B barata- todo al servicio de unos personajes que posan más que actúan (Gosling ya pura fachada pétrea) y un manierismo casi enfermizo que entiendo pueda irritar, aburrir y cabrear a más de uno, pero que me parece más auténtico, más trabajado y menos forzado que en el anterior film (donde parecía que quería contentar a todo el mundo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario