jueves, 28 de agosto de 2014

UN BUEN DÍA PARA UNA EJECUCIÓN (A Good Day For a Hanging, 1959 -Nathan Juran)

Dirigido por un artesano que logró buenos títulos en el fantastico (tales como "Simbad y la Princesa" o bien "Jack El Asesino de Gigantes"), estamos ante un sencillo pero bien construido western de serie B, como los que se facturaban de modo común en al década de los 50 al servicio de veterano fredv Macmurray y un joven Robert Vaughn en papel de villano

No hay comentarios:

Publicar un comentario