lunes, 16 de febrero de 2015

EL PRISIONERO DE ZENDA (The Prisoner Of Zenda, 1953 -Richard Thope)

Pequeño clásico del cine de aventuras de los años cincuenta -tal vez algo sobrevalorado respecto a otros títulos mejores también interpretados por Stewart Granger (pienso en la sublime "Scaramouche"), pero en cualquier caso un film en el que la fórmula utilizada por Metro Goldwyn Mayer funcionaba a la perfección: Un protagonista de dotes y características físicas atléticas (el infravalorado Granger, dotado de una notable vis cómico/irónica), un villano bien buscado (el gran James Mason), la partenarie femenina de gran belleza (Deborah Keer) , una colorista fotografía y aquí una puesta en escena simplemente funcional de Richard Thorpe, Los resultados, aunque sin ser perfectos, son inolvidables gracias a la gran secuencia final (un largo duelo a espada) que ya vale por toda la película

No hay comentarios:

Publicar un comentario