lunes, 23 de noviembre de 2015

SED DE MAL (Touch Of Evil, 1958 -Orson Welles)

Crónica de los últimos días de un policía en la frontera mejicana (nauseabunda e inolvidable creación de Orson Welles himself) que corrompido hasta el tuétano es capaz de falsear pruebas, engañar y matar para conseguir sus propósitos y enfrentarse a un policía mejicano con  principios (Charlton Heston excelente como siempre).  Un noir sofisticadísimo y colosal dirigido por un genio en especial estado de gracia creativa (solo hay que ver el plano secuencia inicial)...Pero el film es un dechado de encuadres antológicos a los que Russell Metty otorga un envoltorio fotográfico de lujo. Obra muy memorable, indispensable, de escuela,, los resultados evidencia una planificación visual tan apabullante que aun hoy en día parece un film adelantado a su tiempo y nuestro tiempo...También el ejemplo de como Welles era capaz de coger y plegarse a las necesidades de una estricta serie B (como lo hizo en "El Extraño" o "Macbeth") y construir un film ejemplar, único y diferente a todo lo rodado en el cine negro de los años cincuenta. Cine en estado puro

No hay comentarios:

Publicar un comentario