sábado, 24 de abril de 2010

EL HOMBRE QUE PERDIÓ SU SOMBRA (L'Homme qui a perdu son ombre, 1991 -Alain Tanner)


Fábula muy sobria sobre la vejez, el amor y la búsqueda de uno mismo a veces perjudicada por un punto de intelectualismo soseras...Y es que Tanner funciona bien como retratista de la naturalidad y la realidad, pero a veces le tira demasiado el discurso con "contenido" (como un Eric Rohmer pero menos fluído y con más trascendencia). No por ello deja de ser un film agradable en el que Paco Rabal borda un papel ideal para él

No hay comentarios:

Publicar un comentario