lunes, 22 de julio de 2013

EVIL DEAD (2013, -Fede Álvarez)

Flojísimo remake del clásico de Sam Raimi que incurre en todos los defectos del cine de terror actual: Puesta en escena efectista y gris, estética falsamente sucia y una acumulación constante de golpes de efecto -entre ellos un gore gratuíto- de todo tipo para conseguir su propósito (aquí por ejemplo ayudado por una buena banda sonora de Roque Baños que acaba siendo lo mejor de la función). Como era de esperar el film, extremadamente serio, nada creíble y tremendamente endeble en su estructura carece de la gracia y la soltura de la fórmula original creada hace treinta años por Sam Raimi. Producto pues aburrido, plano y con unos personajes que son meros monigotes, queda a años luz de su original porque carece de todo aquello que hacía aquella una película de culto: Imaginación visual, ritmo, suciedad propia del carácter serie B (casi Z) de sus medios, gore y sobretodo humor negro e ironía por doquier

No hay comentarios:

Publicar un comentario