domingo, 13 de abril de 2014

DRACULA (1979, -John Badham)

A medio camino de los logros de Hammer y una revisión a la Universal de los años 30, toda una magnífica versión cinematográfica de la celebérrima novela de Bram Stoker que también adapta la obra teatral. Poco valorada en su época, su visionado actual la sitúa como una de las versiones fundamentales (muy superior por ejemplo a la vistosa pero irregular versión de Francis Ford Coppola) que logra perfectamente mantener el espíritu de la novela y el personaje (ayuda mucho la esforzada composición de Frank Langella, muy correcto aunque sin la fuerza icónica de Christopher Lee) sin traicionarlos, siendo además un efectivo film de terror, con gloriosos diseño de producción , fotografía y música (una de las obras más apasionates de John Williams) logrando una atmósfera a la antigua usanza.que hoy en día aun se valora más

1 comentario:

  1. Muy interesante... la revisioné hace muy poco.
    La muerte del Vampiro... muy original

    ResponderEliminar