lunes, 9 de junio de 2014

PROYECTO TERROR (Watchers, 1988 -John Hess)

Mediocre pero bastante simpático film de terror basado en una novela de Dean Koontz con el protagonismo de un adolescente (Corey Haim) perseguído por un especimen mortífero escapado de unos laboratorios. Rodado con funcionalidad, la gracia del producto se encuentra en su mismo visionado, casi un repaso de los modos (la estética fotográfica, la música de Joel Goldsmith) y las modas del género en la década de los ochenta

No hay comentarios:

Publicar un comentario