martes, 25 de octubre de 2011

TESTIMONIO FATAL (Tight Spot, 1955 -Phil Karlson)


Tenso cruce entre melodrama y cine negro, que no disimula su origen teatral al acontecer la mayor parte de su metraje en el interior de un apartamento, donde una convicta (excelente Ginger Rogers) se debate entre aliarse con la policía (Brian Keith, Edward G. Robinson) para testificar contra un gangster (Lorne Greene) o bien volver a prisión . Muy bien rodado, su director sabe dotarle de un gran dinamismo, manteniendo además sus virtudes como narrador sin florituras, sin romper para nada la estructura dramática del argumento en un crescendo de tensión que llega a su climax en el excelente tercio final

No hay comentarios:

Publicar un comentario