martes, 1 de noviembre de 2011

EL EXORCISTA (The Exorcist, 1973 -William Friedkin)


Uno de los films de terror más influyentes en la renovación temática de los años 70 y por extensión de los más importantes del género, que visto hoy en día mantiene sus grandes virtudes por encima de algún defecto (o efectismo), especialmente porque sabe desarrollar la historia con el ritmo necesario, logrando una atmósfera malsana y de malas vibraciones que contagia a la audiencia. Introduciendo la idea de lo imposible posible en la mente del espectador, combinando el drama -y ahí es pieza esencial el gran trabajo de los actores- con los esperados golpes de efecto que tal vez se desmadran algo en el tramo final (vomitonas, cabezas giratorias y otros efectismos) e incluso han perdido algo de fuerza a causa de ser tan conocidos y esperados...Con todos esos reparos, un clásico imperecedero y el film que encumbraría a Friedkin hacia su propia perdición como director, mejorado en lo técnico por un magistral acabado fotográfico de Owen Roizman

No hay comentarios:

Publicar un comentario