jueves, 14 de marzo de 2013

ALEMANIA, AÑO CERO (Germania, Anno Zero, 1948 -Roberto Rossellini)

Impresionante título del neorrelismo italiano, probablemente el mejor, curiosamente trasladado al Berlín de la postguerra, que el maestro Rosellini retrata con una mezcla de aire documentalista, mirada limpia, cero intenciones discursivas y una atención por las relaciones humanas en el paisaje desolado de aquella ciudad. La historia, centrada en el personaje de un niño y las dificulatades para sobrevivir en un entorno destrozado en lo exterior y también en el estado anímico de sus protagonistas, está descrita con un ritmo implacable y un concatenado de secuencias sencillamente magistrales que dejan en el espectador una sensación de tristeza, vacío y amargura, como pocas veces en el cine

No hay comentarios:

Publicar un comentario