domingo, 10 de marzo de 2013

EL RETORNO DEL FORAJIDO (The Ride Back, 1957 -Allen H. Miner)

Un western de lo más extraño y curioso, producido por Robert Aldrich y con parte del equipo técnico que trabajaba habitualmente con el director (por ejemplo el músico Frank DeVol), rodado en blanco y negro y con un look y modos de producción muy de serie B. El film explica el viaje de regreso y la relación entre un Marshall perdedor (William Conrad) y un forajido mexicano (Anthony Quinn). Película de poso bastante amargo, está rodada con una sequedad y una sobriedad que llama poderosamente la atención, mostrando además que ambos lados de la ley pueden ser igualmente decepcionantes y frustrantes para sus protagonistas

No hay comentarios:

Publicar un comentario