sábado, 12 de julio de 2014

DESPERTAR EN EL INFIERNO (Wake In Fright/Outback, 1971 -Ted Kotcheff)

Sin duda una reivindicable obra maestra y todo un maravilloso título del cine Australiano de los años setenta que plantea un viaje casi a los infiernos antropológicos y culturales del propio país. La película, inquietante, seca y a la vez rodada  por Ted Kotcheff con un talento y enorme detallismo, tiene la habilidad de ir metiendo al espectador en una tela de araña dramática en la que queda atrapado de foma tan lenta como efectiva (como su mismo protagonista). El guión nos narra la historia de un profesor (excelente Gary Bond) que al coger su temporada vacacional acaba atrapado en una minúscula ciudad de provincias en medio de la nada y rodeada de un paisaje seco y árido donde conocerá las costumbres verdaderas de la zona y a algunos excéntricos personajes que por allí sobreviven (entre ellos un enorme Donald Pleasence)... Que refugian la apatía y la frustración de sus vidas en el consumo de bebidas, el juego y el uso de las armas.Brutal a todos los niveles, es especialmente inolvidable la secuencia de la cacería de los canguros, rodada con un nivel de realismo, violencia y crueldad increíbles y un gran dominio de la acción (no me extraña que el director acabase rodando "Acorralado"), siendo además uno de los films más originales que recuerdo en abordar el tema del alcoholismo social desde una perspectiva tan original como perturbadora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario