sábado, 26 de julio de 2014

NUNCA ACEPTES DULCES DE UN EXTRAÑO (Never Take Sweets From A Stranger, 1960 -Cyril Frankel)

Excelente y sombrío thriller producido por la Hammer que aborda nada  menos que la temática de la pederastia con evidente valentía para los años en los que se rodó. El film, de una modernidad temática excepcional, está rodado con una inspirarda puesta en escena de Cyril Frakel, está divido claramente en dos partes, en la primera presenta el poder de las fuerzas vivas  de una ciudad para preservar la inocencia de un viejo que es claramente el culpable del delito de abuso de menores que se le acusa...Y en la segunda -de enorme contundencia- se presentan las consecuencias de los errores judiciales que dejan libres a los culpables. Clásico poco conocido a redescubrir

No hay comentarios:

Publicar un comentario