domingo, 14 de diciembre de 2014

GILDA (1946, -Charles Vidor)

Clásico absoluto del cine -casi una variante de Casablanca pero más oscura y menos romántica- y maravillosa mezcolanza de noir y melodrama, con una pareja de ex amantes reencontrados en un imposible casino de Buenos Aires que controla el inquietante marido de ella (George McReady) y alimentando rencor y odio mutuo (inolvidables Rita Hayworth y Glenn Ford)...El film, rodado con mucha elegancia por un inspirado Charles Vidor (la puesta en escena es muy briosa , elegante, además de tener una sensacional fotografía en B/N de Rudolph Maté), es un delicioso híbrido, con diálogos de antología llenos de dobles sentidos y dardos envenenados, amén de tres números musicales antológicos, la presencia del mito sexual de Hayworth y un tortazo inolvidable. Mítica

No hay comentarios:

Publicar un comentario