lunes, 19 de septiembre de 2011

LA CIUDAD DESNUDA (The Naked City, 1948 -Jules Dassin)

Clásico intocable y uno de los puntales no solo del cine negro sino de la vertiente docunoir, cuando las cámaras pasaron a rodar de estudios a escenarios reales -aquí una ciudad de New York retratada con una equilibrada mezcla de realismo descarnado, pizca de crítica social, crueldad y a la vez encanto descarnado- Todo ello sometido a un guión de hierro, que empieza con una rutinaria muerte con la que el departamento de policía investigar, creando una tela de araña que no solo aumenta en interés hasta límites perfectos, sino alcanza en su tramo final ecos de tragedia ayudada por un uso de la música de Miklos Rozsa (especialmente en el tramo final) y una dinámca puesta en escena en exteriores de un inspirado Dassin

No hay comentarios:

Publicar un comentario