domingo, 13 de enero de 2013

AMER (2009, -Hélène Cattet, Bruno Forzani)

Prácticamente sin diálogos y con una trama argumental finísima, esquemática, llena de enigmas (y también lagunas) que sigue a una mujer en tres etapas de su vida...Estamos ante un hipnótico y fascinante ejercicio estético, una deliciosa experiencia metalinguística que utiliza los códigos y los modos del giallo setentero para construir un film a todas luces interesante.
Especialmente disfrutable si se conoce el género y algunos de sus directores fectiche (Argento y Bava a la cabeza) a los que el tandem directorial homenajea/samplea en un constante uso de metalenguaje y referencias a otros films, que hace una oda de la violencia, de la sexualidad y la sensualidad para no dejar indiferente a los que accedan a ella

No hay comentarios:

Publicar un comentario