sábado, 12 de enero de 2013

NUNCA ME ABANDONES (Never Let Me Go, 2010 -Mark Romanek)

Afectado de un punto de frialdad que lima el contenido emocional de su historia, estamos ante un original y notable cruce de drama y ciencia ficción,  narrado en clave de un pasado alternativo, un pasado en el cual niños son criados para ser donantes de órganos en el futuro. Sobre esta idea, Mark Romanek dirige un film muy elegante, un cruce conseguido entre trama con ecos Phillip K. Dick y el film británico a lo James Ivory, que lo vuelve a señalar como un preciso y elegante narrador a tener en cuenta

No hay comentarios:

Publicar un comentario