viernes, 4 de enero de 2013

VIVE Y DEJA MORIR (Live And Let Die, 1973 -Guy Hamilton)

Primera entrada de Roger Moore en la serie James Bond y en su época un éxito comercial que facilitó la continuidad exitosa de la fórmula. La película es una alocada adaptación a los nuevos tiempos -la influencia del thriller USA, la Blaxploitation setentera o incluso la comedia con Sheriff paleto a lo "Los Caraduras" es descarada- pero probablemente encontramos uno de los peores y más rutinarios guiones de la saga (Tom Mankievicz, solo brillante en los diálogos sarcásticos que le deja a Moore en algún momento) pero casi siempre disperso y sin intensidad, ni verdadera intriga. A ratos el film, tan correcto como mediocre, es un mero concatenado de secuencias rutinarias resueltas con solvencia aunque en su segunda mitad la historia se lanza al espectáculo y la traca, ofreciendo algún buen set piece de acción (esa persecución de lanchas y coches)

No hay comentarios:

Publicar un comentario