miércoles, 15 de junio de 2011

ODIO MI CUERPO (1974 -Leon Klimowsky)


Partiendo de un argumento digno de fantaterror -a causa de un accidente el cerebro de un hombre es trasplantado en el cuerpo de una bella mujer-, Klimowsky factura un film algo más digno de lo habitual, pero reconvertido en una (especie) de drama social, con impagables toques feministas para la época y una visión tosca, torpe, pero nada ingenua del machismo en la sociedad española de aquellos años (aunque el film transcurre en una improbable Alemania de aires totalmente hispánicos). Muy bizarra y curiosona, con el concurso además de un buen plantel de secundarios españoles y el siempre inquietante Narciso Ibáñez Menta

No hay comentarios:

Publicar un comentario