jueves, 6 de mayo de 2010

EL HOMBRE LOBO (The Wolfman, 2009 -Joe Johnston)


Si existe un ejemplo de film al que el término irregular le queda como anillo al dedo es éste. Estamos ante la película del vaso vacío-medio lleno y un film globalmente desconcertante que pasa de lo genial a lo infame en unos cambios de tono muy abruptos. Los primeros 30 minutos hacen preveer lo peor, porque se nota mucho el recorte de montaje y a veces da la sensación de que todo avanza a golpe de tijera...Entre lo malo: Se nota mucho la condición de pastiche (que a veces se atraganta) para contentar a todos los públicos, hay un gran abuso de "Sustos del gato", la música es demasiado deudora de Kilar y el King Kong de James Newton Howard. Pero el film algo tiene que me acaba seduciendo por encima de sus múltiples deficiencias: Esa atmósfera gótica que coge de todas partes (desde la Hammer, hasta el Dracula de Badham, la American Inernational y...Todo lo que se ponga por delante), la buenísima caracterización del licántropo (que adapta a tiempos modernos la clásica de toda la vida), la aparición de desmelenados momentos de violencia gore y especialmente cada una de las apariciones del monstruo (bien dosificadas) que me parecen especialmente conseguídas

No hay comentarios:

Publicar un comentario